dilluns, 1 d’abril de 2013

Ecologistas en Acción convoca un certamen de cortometrajes

Convocatoria EeA - Imágenes para un mundo lleno que necesita recetas diferentes, para vivir conscientes de que no tenemos un “planeta B”. La crisis financiera y su hermana melliza, la crisis ambiental, como actrices protagonistas o de reparto. Este es el reto que plantea Ecologistas en Acción con un concurso de cortometrajes, que tendrá al actor y director Juan Diego Botto como miembro del jurado.
La organización desarrolla desde hace meses la campaña “ecologismo o crisis”, que recuerda que ya no valen las fórmulas de consumo y crecimiento para salir de la recesión. Los recursos son limitados y, muchos de ellos se agotan, los impactos medioambientales son cada vez más visibles y peligrosos. Tampoco sirven los patrones de la mal llamada austeridad, la que recorta derechos y libertades de manera injusta.
La protección de nuestro entorno y el cambio de estructuras no es un lujo, sino una urgente necesidad. Tan imprescindible como la extensión de una economía ecológica y solidaria, que ya es una realidad. Y es que el lado positivo son todas las iniciativas colectivas en marcha que plantan cara a un sistema insostenible.
En el marco de esa campaña, Ecologistas en Acción convoca un certamen de cortometrajes que plasmen en imágenes esta situación y también las soluciones. Las películas que se presenten podrán ser documentales o de ficción, trágicas o cómicas; pero, sobre todo, muy breves. La duración mínima será de tres minutos y la máxima de cinco.
Los concursantes tendrán de plazo hasta el 7 de mayo para enviar sus trabajos, que podrán ser grabados en cualquier formato. Se abrirá entonces para que el jurado, entre cuyos miembros figura Juan Diego Botto, y el público voten sus cortometrajes favoritos.
El Día Mundial del Medio Ambiente, es decir, el próximo 5 de junio, será la fecha para dar a conocer a los galardonados y proyectar de todas las obras seleccionadas. El Matadero de Madrid será el escenario de la gala. Cursos de formación, libros y suscripciones son los premios de un concurso en tiempos de crisis.