dimecres, 29 de maig de 2013

30 de maig: Vaga General a Euskadi

Imagen de la convocatoria de huelga general del 30 de mayo.EUSKADI - Los sindicatos ELA y LAB junto con  ESK, STEE-EILAS, EHBE, Hiru, CNT, CGT-LKN y diversas organizaciones sociales han convocado una Huelga general para este 30 de mayo  en Hego Euskal Herria y han instado hoy a la ciudadanía a vencer "la indiferencia" y "el miedo" y a ocupar las calles ese día en rechazo al "ataque inmisericorde" que sufren los derechos sociales y laborales.
Por su parte los sindicatos de ámbito estatal UGT y CC.OO se han desvinculado de la convocatoria.
El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, Txiki, ha efectuado dicho emplazamiento a todas aquellas personas a quienes "las palabras solidaridad y justicia les dice algo" en una conferencia de prensa en Bilbao, ofrecida junto con la responsable de LAB, Ainhoa Etxaide, y miembros del resto de agentes sociales y sindicales promotores de la protesta.
Los convocantes han anunciado movilizaciones durante la mañana y la tarde del próximo día 30. A mediodía, se celebrarán manifestaciones en las cuatro capitales.
Según ha avanzado Etxaide, la que se celebrará en Vitoria-Gasteiz tendrá "características propias" al coincidir con la celebración de un pleno en el Parlamento Vasco "de una clase política que da la espalda" a la "realidad social de su país", a "lo que podíamos llamar un 'parlamento social", que será la huelga general de la sociedad".
Txiki Muñoz, que al igual que Etxaide participará en la movilización de Vitoria-Gasteiz, ha considerado que en la actualidad es "más democrático participar en una huelga general que estar en un Parlamento a sabiendas del resultado final de los debates parlamentarios".
Ha afirmado que convocar la huelga general "es actuar con responsabilidad" y ha defendido su utilidad frente a quienes la cuestionan con el objetivo "de generar indiferencia".
El dirigente sindical ha señalado que las políticas que se aplican constituyen "un ataque sistemático" que afecta a "todos" y ha llamado a la movilización a la ciudadanía para decir a la clase política que "despierte" y "mande parar a un capital codicioso".