dilluns, 27 de febrer de 2012

Los Maristas de Badalona ofrecieron a los abusados sexualmente un pacto de silencio

Aparece una nueva víctima del padre Lucio
de TV CUATRO- programa Diario de ...
Tony y Marius son dos antiguos alumnos del colegio Maristas de Badalona que el pasado año denunciaron en programa de televisión Diario de... de la CUATRO que dirige Mercedes Milá, que fueron abusados por un fraile de ese centro, el padre Lucio.
Ambos relataban con absoluta entereza los hechos, acontecidos hace unos 30 años, cuando tenían entre 7 y 12. El delito, desgraciadamente, ha prescrito. Sin embargo, ellos quisieron acercarse hasta el fraile que presuntamente abusó de ellos para exigirle que les pidiera perdón.
Tony y Marius reunieron las fuerzas suficientes para plantarle cara a su abusador. El fraile admitió los hechos y señaló que "él siempre se arrepentía de lo que hacía" aunque luego volviera a cometer "el mismo pecado". Lo encontraron en una casa de colonias en el Pirineo Catalán. Nadie sabe a ciencia cierta de cuántos niños abusó presuntamente el fraile.
Según confirman ambos ex alumnos, teniendo las grabaciones emitidas en Diario De consiguieron que el vicario provincial les atendiera, derivándoles directamente a su abogado. Al parecer, el jurista intentó cerrar un pacto de silencio con ellos a cambio de costearles el tratamiento psicológico.
Tras la emisión del reportaje, Alfredo, otro antiguo ex alumno del fraile Lucio, se puso en contacto con el programa para desmentir las palabras del fraile, conseguidas con cámara oculta. Según señalaba el religioso, cuando dejó Badalona comenzó "vida nueva" y dejó de abusar de niños. Alfredo lo desmiente de forma tajante.
El joven afirma que durante un campamento notó cómo, una noche, alguien le "sobaba" mientras dormía. Al día siguiente, no sabe muy bien cómo, acabó en el despacho del fraile marianista quien intentó quitarle la ropa. Alfredo consiguió salir corriendo, aunque nunca ha olvidado lo sucedido.
Hace tan solo unos días el colegio Maristes Champagnat Badalona publicó un comunicado en los medios en el que señalan "nuestra institución condena totalmente el mal y lamenta todo el dolor que se haya podido causar a los niños que aparecen como víctimas en este programa y quiere mostrar su solidaridad incondicional". En palabras de Marius "es lo más cercano a sacarse el muerto de encima".
El comunicado continúa afirmando que "el hermano Lucio ha sido apartado inmediatamente de sus anteriores ocupaciones una vez que la institución ha conocido los hechos, aunque éstos hayan tenido efecto hace más de 30 años".
Los ex alumnos aseguran que los Maristas ya conocían los hechos, que han reaccionado tarde y que ahora "intentan que les salpique lo mínimo posible" tal y como señala Marius.
Junto a Mercedes Milá, los tres ex alumnos se dirigieron a la institución a pedir más información, pero nadie quiso atenderles. ¿Tienen los maristas algo más que ocultar?