dimecres, 2 de febrer de 2011

Fallece Gabriel Cardona exJefe de la Policía Local de Badalona, historiador y militar de la UMD

El pasado 31 de diciembre falleció trás un accidente en una gasolinera del barrio de Sarrià (Barcelona ) Gabriel Cardona exjefe de la Guardia Urbana de Badalona a la edad de 72 años.
Cardona nació en Es Castell ( Menorca )en 1938 en el seno de una familia de tradición militar. Capitán de Infantería fue uno de los oficiales fundadores de la Unión Militar Democrática, organización clandestina formada por oficiales de las Fuerzas Armadas en las postrimerías del franquismo.
Durante el intento de golpe de estado de 1981 se encontraba destinado en Sant Boi de Llobregat, donde disuadió junto a otros oficiales, que los carros de combate salieran a tomar Barcelona. Trás el 23-F, Cardona decidió dejar el ejército y dedicarse a su vocación de historiador labor que combinaba con la dirección de la Guardia Urbana badalonina. Durante ese tiempo fue un lector asiduo de la antigua Revista Alhora con la que siempre se mostró comprensivo a pesar de algunas críticas que se le dedicó.
Fue durante 30 años profesor de la Universitat de Barcelona. Entre sus numerosas publicaciones de ensayo e historia dedicadas casi todas a la historiografía del Ejército se encuentran: Franco y sus generales, El poder militar en España hasta la Guerra Civil, El problema militar de España y Milans del Bosch una familia de armas tomar. Poco antes de morir había publicado en Ediciones Destino "Cuando nos reíamos de miedo". Y estaba prevista la presentación el pasado 18 de enero de "Las Torres del Honor" también en Ed. Destino, obra de carácter autobiográfico. Para el antiguo director de Alhora Miquel Càrmona. "Cardona era un hombre afable, abierto a escuchar la verdad, algo no siempre fácil. Siempre nos animó a seguir con la publicación por considerarla neceria y "una especie a proteger". Además de ser un buen intelectual muy condicionado por su trayectoria vital. Aunque yo siempre le reproché esa especie de ometá que existe entre políticos y altos cargos de no denunciar, por activa o pasiva, la corrupción que conocen ni cuando dejan el puesto, aunque fuera por simple profilarsis política. Máxime cuando se ha sido Jefe de un cuerpo policial. Él se reía como diciendo "ja t'assabentarás, noi": y claro la relación no siempre fue fácil". Desde estas páginas queremos dedicarle un sincero recuerdo y reconocerle su aportación intelectual.